El pasado jueves, en Bogotá, Bololó-Lab fue a ver qué tajada le tocó al diseño Caribe en la entrega de los premios Lápiz de acero en Corferias, un reconocimiento que busca reunir a los mejores proyectos de diseño y arquitectura a nivel nacional.
De 585 proyectos, se escogieron 100 semifinalistas y al final, 22 se llevaron el premio que promueve la revista ProyectoDiseño en 6 categorías: producto, vestuario, digital, gráfica, espacio y concepto. Los ganadores pueden verse aquí. El diseño Caribe, 0 pollitos.
Los grandes ganadores en diseño fueron empresas y diseñadores bogotanos, y en arquitectura, los de Medellín. El Lápiz de acero azul, máximo reconocimiento, fue para el grupo DDB Colombia, con sus afiches para la temporada de música en el Teatro Metropolitano de Medellín.
El organizador y director de la Revista PD, Iván Cortés, exaltó que este premio permite identificar el norte del diseño colombiano, que va en evolución permanente. Se refirió al tema ecológico como un aspecto vital para los creativos. Y respecto a la arquitectura, mostró gran preocupación ya que la tendencia es darle prioridad a la moda y la estética más que a otros aspectos. Finalmente, mencionó que el número de diseñadores está aumentando de manera considerable en Colombia.
Fuera de protocolo, los premios parecieron ser entregados por y para bogotanos, los diseñadores costeños brillaron por su ausencia, pues no solo no ganaron ningún premio sino que tampoco estuvieron nominados en ninguna categoría.

Posibles causas

• Las regiones, incluido el Caribe, no han querido participar, o no conocen el premio.
• Nuestra calidad de diseño tiene mucho que mejorar,
• O efectivamente, el mejor diseño de Colombia se encuentra centralizado en Medellín y en la capital, suponiendo que no hay sezgos ni roscas de ningún tipo.
A lo cual surgen las preguntas: ¿Tiene este premio verdadera cobertura nacional? ¿Lo mejor del diseño colombiano de verdad se circunscribe a Bogotá? Y si es así, ¿qué pasa con el diseño regional, del sur, el amazónico, llanero, pacifico y caribe?
Esperamos que para la próxima, los organizadores promuevan la búsqueda del diseño regional. Y ojalá los diseñadores de acá y del resto del país nos pellizquemos para una próxima entrega, porque sí se puede, y potencial hay. ¿Tu qué opinas?