De lejos lo vemos; de cerca no sabemos.

Bololó estuvo en el evento Sabor Barranquilla 2009 y le pareció que la pregunta estuvo contestada, pero no completamente. Los chefs invitados sí muestran una clara tendencia al uso respetuoso de ingredientes y preparaciones locales para hacer nuevas propuestas culinarias.

Pero, a pesar de que Barranquilla ha presentado un “boom” gastronómico, diverso y de calidad internacional excelentemente reflejado en el evento, podría decirse que en la Feria Comercial y en el Salón Gourmet hicieron falta propuestas basadas en la comida local que equilibraran la balanza frente a tantos sabores de bandera extranjera. Muchos stands de comida china, árabe, mexicana, peruana, española, italiana, japonesa, muy bien; ¿pero por qué contamos con los dedos aquellos de comida barranquillera? ¿Nos pasa algo como consumidores o a los restaurantes?.

Por eso, Bololó responde con una imagen a qué le sabe Barranquilla, mostrando la base de lo que esperaba ver en la feria; comida que se ha disfrutado por generaciones (y se sigue disfrutando) en nuestra vida cotidiana, que podría ser objeto de más evolución, desarrollo y promoción por parte de los restaurantes de la ciudad; situación que es muy familiar y paralela a lo que ocurre a menudo con el diseño.