El Carnaval de Barranquilla ha sido y seguirá siendo Obra Maestra de lo Intangible, sólo mientras haya una Cultura Material Tangible, como una fibra, entrelazando la tradición oral de tiempos inmemoriales con la realidad de hoy.
Gracias al color, las danzas, máscaras, disfraces y artesanías tangibles del Carnaval -que dejan ver una amplia tradición, manifestación de alegría y derroche- es que nuestra fiesta se reconoce como única en el mundo.
Nosotros, como nuevos diseñadores barranquilleros, no podiamos quedarnos sólo con la recocha. Con nuestra capacidad de generar nuevos objetos, podemos lograr el diálogo de la antigua tradición oral con las expectativas de las nuevas generaciones, a través del diseño, para mantener su vigencia y abrir nuevos caminos para el futuro.
Pero el Carnaval es una fiesta del pueblo y cualquier acercamiento auténtico que el diseño pueda hacer a él, debe ser a través de los propios hacedores y artesanos del Carnaval, que llevan generaciones manteniendo vivas sus tradiciones.
Con ese fondo, el grupo de diseño Bololó-Lab por meses ha trabajado de la mano con maestros artesanos de diversos oficios, y con la comunidad, en el proyecto Carnaval Hecho A Mano, que nos hará ver el potencial inmenso e inexplorado de nuestro Carnaval.
Les mostraremos las historias – verdaderamente humanas – de los artesanos que conocimos en el proceso,  y que a pesar de las dificultades y la falta de recursos, hoy son reconocidos como maestros de cada uno de sus oficios, llevando en alto la cultura material del Carnaval ante el mundo, y nosotros queremos seguirlos.

Esto es Carnaval Hecho A Mano. Pronto, ¡espera mucho más!

 

Mira la nota de hoy en El Heraldo