Puede ocurrir en una pequeña casa de Aracataca. O en una finca de la sabana cordobesa. A orillas del mar Caribe, en un bohío de pescadores, o en un pueblo desde donde se escucha el rumor del río Magdalena.
Existe la conciencia de que vivir la cultura construye nuestra identidad, pero ¿qué tanta claridad hay en torno al hecho de que el apoyo a nuestras industrias culturales locales (cine, televisión, música, periódicos, revistas y libros) puede generar empleo y dinamizar la economía?….

lectura completa