Quiero aprovechar esta fecha, El aniversario de Barranquilla, para recordarnos el porque, más alla de orgullos y regionalismos, el Diseño pensado para lo local es más efectivo.


Si partimos del punto donde el Diseño estructura y solidifica la interacción de los usuarios con el entorno, es necesario que este sea capaz de conectar a las personas con los valores y pautas de ese entorno. El Diseñar teniendo en cuenta las Costumbres e idiosincracia nos asegura que ese Objeto represente y distinga a la persona o al grupo del resto de la Sociedad, que le permita autodefinirse y representarse a través de estos, y como fin ultimo, apropiarse de este.

Estamos en la capacidad de seguir con los modelos universales de reproducción, estamos en capacidad de uniformar y estandarizar diseños para lograr menos costos y procesos de fabricación, Debemos estar preparados para hacerlo, pero esta es una invitación a que juguemos de local, a que resaltemos nuestras costumbres y nuestros simbolos, para que asi, el Barranquillero, en este caso, sienta suyo y propio ese Diseño el cual tanto relatamos.