¿A qué sabe el Caribe?

Podrás encontrar una respuesta a esa provocativa pregunta en la COCINA DEL MUSEO, que ya abrió sus puertas gracias a la participación del equipo de Alex Quessep en la mezcla de los sabores de siempre en platos vanguardistas, con nuestro equipo Bololó Lab en el concepto, diseño y montaje, bajo la dirección del equipo del Parque Cultural del Caribe.

¿Quieres más?

A partir del 1ro de junio, Barranquilla contará con un nuevo restaurante especializado en los sabores del Caribe. Se trata de la Cocina del Museo, ubicada en el Parque Cultural del Caribe. La Cocina del Museo es una maravillosa síntesis que nos permite morder deliciosamente el patrimonio gastronómico del Caribe colombiano. La Cocina del Museo entra a formar parte de la oferta de servicios del Parque Cultural, además del Museo del Caribe, la Sala Múltiple, el Centro de Recursos Docentes, La Mediateca Macondo, y la Plaza Mario Santo Domingo.

La región Caribe es rica en ritmos y géneros musicales, conformada por grupo humanos de diferentes procedencias, indígenas, africanos, europeos, que hacen de ésta una región mestiza, “y es precisamente esta pluralidad étnica nuestra mayor fortaleza cultural y culinaria” señala Alex Quessep, reconocido Chef del Caribe colombiano, asesor del Parque Cultural para el montaje de la Cocina del Museo. “Un sabroso Sancocho, una delicada hayaca, un apetitoso rondón, una aromática y dulce alegría, y un mundo de amasijos, sopas, caldos, motes, guisos, viudas, arroces, fritos, confituras y bebidas refrescantes, son todos parte de este legado cultural, hecho a partir de lo que cada etnia aportó en saberes y sabores” puntualiza Quessep.

María Eulalia Arteta, directora del Parque Cultural, señala que la Cocina del Museo se propone como una extensión del Museo del Caribe. Para complementar y cerrar con broche de oro este nutrido recorrido por las seis salas de exposición, el Museo presenta su Cocina, un divertido restaurante, donde las especias y hierbas aromáticas perfuman delicadamente guisos, sopas, arroces y una variedad de entradas y postres, con el único propósito de sorprender y estimular el paladar de los miles de visitantes.

La Cocina del Museo invita a una aventura gastronómica, en la que además de nutrir, genera diversión y placer. Bolitas de plátano pícaro contrastan con el sabor agridulce del suero azucarado, o una salsa con sabor a bollo de angelito recibe langostinos salteados con aceite achotado. Este nuevo espacio del Parque Cultural nos motiva a seguir descubriendo el Caribe colombiano en un filete de róbalo inmerso en el añejo sabor del titoté o en las picanticas butifarras soledeñas en coctel. Y los amantes del cereal blanco podrán degustar nuestro “Arroz Contento”, en donde la suavidad del grano se mezcla con dados de plátano pintón, queso costeño y bastoncitos de carne de res en guiso.

La Cocina del Museo estará abierta todos los días, de 8 de la mañana a 6 de la tarde, con horarios extendidos de jueves a sábado.

Texto de culturacaribe.org

Contenido relacionado