Esto del día del agua es bonito, pero si limitamos el cuidado de este recurso sólo al día de hoy, una vez al año, no estamos haciendo mucho. Después de ver esto, entenderás por qué.
No hablemos más de cerrar la llave mientras te lavas los dientes o te enjabonas; o de no malgastar o contaminar el agua. Eso es obvio para que nuestros hijos y nietos puedan disfrutarla igual que nosotros, bañándonos todos los días, no como en otros países.
Hablemos de otra cosa, ¿eres de los que compran agua embotellada el resto del año, sin cuestionarte por qué lo haces? ¿De los que toman Coca-cola al menos una vez a la semana? ¿No tenías ni idea que hay lugares donde han prohibido -por ley- el uso de la lluvia? ¿Eres de los que con ver un “sello de calidad europea” en tu envase te sientes más tranquilo?. Pues te invito a ver este documental para que te des cuenta el papel que todas esas acciones tienen en la guerra por el Agua, que contrario a lo que creen muchos, ya empezó, aquí y ahora.
Está en inglés. Parte 1 de 8.