Viene en combo, verde, redondo, y considerado uno de los frutos más exóticos del continente. Abunda por las calles del Caribe por éstas épocas. ¿Sabes todo lo que hay que saber sobre el mamón?

“Crece en toda la zona intertropical de América. En elevaciones bajas a medianas hasta los 1000 msnm, con climas secos o húmedos con precipitaciones de 750 a 2500 mm, y requiere una estación seca marcada para florecer y producir de manera satisfactoria. Puede tolerar heladas. Crece en una amplia variedad de suelos, pero prefiere suelos profundos, fértiles, de origen calcáreo. Prospera incluso en suelos empobrecidos, en Yucatán prospera en suelos calizos con escasa tierra, colonizando muchas zonas.”: Wikipedia.

Según este artículo: “Su nombre científico es Melicoccus bijugatus, pero es llamado por diferentes términos, además de fruta exotica: motoyoé, quenepa, papamundo, mamoncillo, huaya, guaya, guayo. De esta manera, muchos nombres, pero pocos árboles quedan ya en la ciudad del que fue reconocido dentro de los ocho frutos más exóticos del continente.

Es redondo, pequeño y de cáscara verde, por dentro la pulpa madura es de color salmón, agridulce, de textura jugosa y gelatinosa. “Deja los dientes ligosos, pero es adictivo y rico”, coinciden los que lo han probado. Su consumo aporta beneficios que contrarresta y previene varias enfermedades, resalta el nutricionista Ramiro Gonzáles Yaksic.

Es llamado por diferentes términos, además de mamón: motoyoé, quenepa, papamundo, mamoncillo, huaya, guaya, guayo.

Un remedio a base de Vitaminas C. “Impide la proliferación de las bacterias y de los virus, debido a que la vitamina C activa el sistema inmunológico”. Asimismo, es indicado para la mujer en gestación ya que tiene ácido orgánico. “Esta sustancia aumenta la producción de proteínas que alimenta al sistema de defensa”, explica Gonzáles. Por otra parte, sus propiedades también favorecen a las personas que tienen cáncer, ya que contienen nutrientes que inhiben las células cancerígenas, es decir no dejan que se propaguen, señala el experto.

Vital para los fumadores. Gonzáles puntualiza que este fruto es ideal para las personas que fuman bastante. “Para un personas que fuma regularmente, le viene bien comer esta fruta, ya que debido al tabaco los epitelios se lesionan y justamente las vitaminas del motoyoé sirven para proteger los expendios. “gracias a la docilidad de la sustancia sirve para la recuperación de una cirugía”. Además, ayuda en el caso de tener en mal estado los riñones

Sus propiedades son efectivas para cuadros de resfrío y fiebre. Es anticancerígeno y protege las consecuencias del tabaco.

Considerado como parte de la dieta diaria. Es un fruto de consumo fresco, dice la ingeniera agrónoma Hilda Pérez, que en sus investigaciones obtuvo datos que permiten concluir que este fruto contiene propiedades nutricionales como para considerarlo como parte de la dieta diaria. “Reporta contenidos de vitaminas B1, B3, B6 y B12, así como minerales, aminoácidos y ácidos grasos insaturados como oleico, linoleico en cantidades considerables”, indica.

Productos del fruto. Es interesante el estudio poscosecha de este fruto puesto que es un fruto perecedero y de una sola cosecha al año. En países como Venezuela, afirma Pérez que se han obtenido mermelada, mamón en almíbar y pulpa congelada. Asimismo, de la semilla, también nutricionalmente interesante, se produce la harina. “Es un fruto con muchas bondades desde el punto vista alimenticio que podría ser explotado en el ámbito agroindustrial”, manifiesta la profesional. Mucho más que una fruta exotica.”

Fuentes: