¿Estamos aprovechando bien nuestro ambiente? ¿Le estamos dando buen uso a los materiales en nuestros espacios urbanos?. La respuesta me motivó a escribir esto.

Con casi 2 meses paseando por el estado de Baden-Württemberg en Alemania no he dejado de pensar de lo importante que es el buen diseños en nuestras vidas, aunque a veces no nos percatemos del tema.

Haciendo un recorrido frío, rápido y puntual al mejor estilo alemán, en las calles de una reconocida ciudad llamada Karlsruhe, caí en cuenta de cómo aprovecharon un árbol típico de la región para proponer un diseño bien funcional. Nadie notaba este árbol grande y frondoso que estaba situado en el centro de esa urbe llena de pensamientos, de compras y ventas, hasta que alguien hizo realidad su idea, dejando al árbol como principal protagonista.

La necesidad estaba: zona comercial, mucha gente y pocos asientos. ¿qué mejor que rodear el árbol antes inutilizable con estos tubos reciclados?. Atinó la persona que pensó esto, aprovechando el espacio, el ambiente y los materiales, ¡le atinó muy bien!.

A veces nos guiamos mucho por el contorno de otras ciudades y no nos percatamos de nuestras verdaderas necesidades. ¿Es funcional una palmera tipo Beverly Hills en Barranquilla?. ¿Qué tal este asiento bajo un palo e’ mango en un día soleado? No puede ser con metales como en la foto… para nadie es un secreto que la corrosión barranquillera es muy fuerte para cualquier metal, o si no es por eso, algún ratero se lo lleva para venderlo como chatarra. ¿Que otros materiales inoxidables e inrobables habrá a la mano?. Ahí el diseñador de la ciudad caribe tiene un buen reto por resolver.

Estando acá, pienso lo agradable que seria caminar en mi ciudad bajo la sombra de los árboles y poderme sentar tranquilamente en cualquier esquina sin preocuparme que me voy a asar al sol. Porque con buenos diseños, nuestras ciudades pueden ser aún mejores vivideros. ¡Mira a tu alrededor! ¿qué se te ocurre?.